Como hacer un curriculum

8 Consejos para hacer un curriculum perfecto

El curriculum es uno de los aspectos más importantes al momento de buscar un empleo. La mayoría de las personas, alguna vez en nuestras vidas vamos a necesitar uno propio para hacernos con ese tan deseado puesto de trabajo. Algunos afortunados, van a prescindir de este por alguna u otra razón.

Pero sea cual sea el caso, hay algunas consideraciones que deberías conocer antes de tener tu propio curriculum. Si quieres que este trozo de papel (u hoja electrónica) te catapulte al éxito, deberías seguir los consejos que te daremos. Trata de aplicarlos en ti lo mejor que puedas y te auguramos éxito.

1.- Único pero optimizado

hacer cv

Tal vez no lo sepas, pero en la actualidad para los mejores puestos de trabajo la primera selección la hace una máquina. Las empresas utilizan software de selección que les hace mucho más sencillo el trabajo con los aspirantes.

Si bien incluir elementos únicos en tu curriculum te hará lucir mejor ante los ojos humanos, el software de selección solo buscara las palabras clave. ¿Cómo saber cuáles poner? Pues fíjate muy bien en la descripción del cargo al que optas. La combinación de estos dos elementos eleva tus posibilidades de quedar seleccionado.

2.- Tres modelos básicos de curriculum

El primero de los modelos es el clásico cronológico. En este vamos a conseguir a primera vista las experiencias laborales más recientes y un poco después las habilidades con las que cuenta el aspirante. A menos que tengas poca experiencia laboral o la tradición sea muy importante en la empresa, no deberías presentar un modelo así.

Tienes también el modelo de los curriculums funcionales.  Estos te presentan en primera instancia las habilidades de quien se postula, así como sus logros y aspectos de importancia vital. La experiencia laboral queda relegada en un segundo plano. Es una muy buena idea si cambiaste de profesión o un modelo cronológico no haría ver tus habilidades.

Finalmente existe el modelo de curriculum combinado. No es más que una combinación de ambos modelos, donde se le da la misma importancia a todo. Es buena idea utilizar este modelo si ya tienes experiencia laboral, no muchos periodos de desempleo y buenas habilidades para destacar.

3.- Jamás pongas esto en tu curriculum

Hay cosas que no deberías poner en tu curriculum. Contrario a lo que algunos piensan, el exceso de información puede ser incluso más contraproducente que la falta. Estas son las cosas que deberías dejar fuera de un curriculum:

  • Toda aquella información que no tenga que ver con tu actual profesión y mucho menos con el puesto al que aspiras.
  • Pequeños trabajos que realizaste en los años de estudio.
  • Empleos en los que hayas permanecido por un tiempo muy corto (a menos que guarden relación directa con el puesto al que aspiras).

4.- Lo que si deberías poner en tu curriculum

Evidentemente, logros académicos y experiencias laborales previas deben estar presentes en tu curriculum. Sin embargo, estas por si solas no te garantizan el éxito en tus iniciativas de buscar nuevos espacios laborales.

Más importantes que estos son los logros prácticos o ejemplos de éxitos que hayas tenido en tu carrera. Puede que no tengas demasiados, pero incluso en esa situación es bastante conveniente que trates de plasmarlos. En la mayoría de los casos será una gran inclusión dentro del documento.

5.- Llama la atención poderosamente

como hacer el curriculum vitae

En el mundo actual los empleos no es que sobren. Es por ello que lo que más queremos es llamar la atención de quienes son nuestros futuros empleadores. ¿Cómo hacerlo? Pues utilizando el sentido común, que nos indica lo más importante a comunicar y destacar.

La educación especifica en el área será de vital importancia, casi tanta como la que tienen los años de experiencia en puestos similares. Las habilidades que combinan perfectamente con el puesto de trabajo son fundamentales y deben ser destacadas. Trata también de dejar bien en claro el mayor logro de tu carrera y como podrías ayudar dentro del equipo.

6.- Los elementos gráficos

Por tontos que parezcan, estos tienen la particularidad de hacernos llegar o no al punto que queremos. En principio debes tener en claro que lo importante es el contenido escrito, por lo que si algún elemento grafico distrae debe ser eliminado.

Las fuentes a utilizar deben ser las más universales posibles. Para ello te recomendamos Arial, Helvética, Georgia y Calibri. También, asegúrate de que el estilo de redacción y ordenamiento de los datos sea cómodo de leer desde el papel o desde una pantalla de móvil u ordenador.

7.- El dinamismo es muy importante

El lenguaje con el que te expreses debe ser lo más alejado a una formula posible (guardando el estilo recatado por supuesto). Incluso en los casos en los que las funciones que vayas a ejercer dentro de la empresa sean exactamente las mismas, trata de buscar sinónimos menos fríos.

En la medida de las posibilidades, maneja solo verbos de acción. Aquellos que sean más pasivos deben utilizarse menos. Habla de una forma activa (Yo hice/lidere/construí/desarrolle) en lugar de formas más pasivas de hacerlo. Eso te garantiza llamar mucho más la atención de quien evalúa los candidatos.

8.- Un curriculum enorme ¿En serio?

Los tiempos en los que los largos curriculums tenían preeminencia en el mundo empresarial han terminado. En la actualidad vivimos en tiempo mucho más rápidos, en los que casi ningún entrevistador estará dispuesto a leer más de una sola cuartilla.

Si eres una persona con 10, 15 o más años de experiencia en un campo laboral es probable que sea válido y hasta un poco beneficioso (no exagerar). En caso contrario, tu curriculum ni siquiera será evaluado por una persona. Ten esto en cuenta a la hora de incluir toda la información.

9.- No hagas un solo curriculum

plantillas curriculum

Es decir, en caso de que te encuentres buscando entre varias opciones no lo hagas. El curriculum debe ser algo completamente personalizado, el que uses para una sola empresa no puede ir para otra aunque el puesto sea el mismo.

Evalúa las particularidades que busca cada empleador y adapta el documento a las mismas. Personaliza tanto como puedas para cada empresa, ello le dice al empleador que te tomaste el tiempo de buscar información y de verdad quieres el puesto.