Cómo hacer un currículum correctamente: consejos, ejemplos y preguntas frecuentes

Ha llegado el momento de aprender cómo hacer un currículum correctamente y sin errores. Muchas personas lo hacen sin tener en cuenta ejemplos, plasmando únicamente los estudios y experiencia que poseen en el ámbito laboral. Sin embargo, en la mayoría de casos un currículum bien redactado, simple y concreto vale mil veces más que un papel con cientos de líneas.

Hay trucos que posiblemente no conozcas y que te harán destacar sobre el resto de aspirantes al puesto que buscas.

A continuación te explicamos esos trucos, consejos y cómo hacer un buen currículum que te llevará a conseguir empleo.

¿Qué debes saber antes de empezar el currículum?

Para empezar tienes que saber que, un curriculum único hará que destaques frente a otros. Muchos descargan plantillas y ponen sus datos, y ahí acaba su currículum. Sin embargo, dedicar 30 minutos a hacerlo bien, diferente y natural hará que se fijen en ti.

No pienses que todos buscan información de cómo hacer un curriculum bien, más del 70% cogen plantillas o lo hacen en un documento en blanco, sin haber visto otros de ejemplo.

Una vez lo tengas listo y bien revisado, llegó el momento de redactar el correo para enviar el currículum a la empresa o proceso de selección que corresponda, es muy importante saber qué debes escribir para que tu correo no quede en el olvido y se interesen por ti.

Hacer un currículum único y optimizado

Tal vez no lo sepas, pero en la actualidad para los mejores puestos de trabajo la primera selección la hace una máquina. Las empresas utilizan software de selección que les hace mucho más sencillo el trabajo con los aspirantes.

Si bien incluir elementos únicos en tu curriculum te hará lucir mejor ante los ojos humanos, el software de selección solo buscará las palabras clave.

¿Qué palabras clave poner? Es tan sencillo como coger la oferta laboral y ver la descripción del cargo. La combinación de estos dos elementos eleva tus posibilidades de quedar seleccionado.

¿Qué modelo de currículum elegir?

Existen tres tipos de modelos básicos, el básico o cronológico, el funcional y el combinado.

Currículum básico o cronológico

En este vamos a conseguir a primera vista las experiencias laborales más recientes y un poco después las habilidades con las que cuenta el aspirante. A menos que tengas poca experiencia laboral o la tradición sea muy importante en la empresa, no deberías presentar un modelo así.

Currículum funcional

Estos te presentan en primera instancia las habilidades de quien se postula, así como sus logros y aspectos de importancia vital. La experiencia laboral queda relegada en un segundo plano. Es una muy buena idea si cambiaste de profesión o un modelo cronológico no haría ver tus habilidades.

Currículum combinado

Finalmente existe el modelo de curriculum combinado. No es más que una combinación de ambos modelos, donde se le da la misma importancia a todo. Es buena idea utilizar este modelo si ya tienes experiencia laboral, no muchos periodos de desempleo y buenas habilidades para destacar.

¿Qué no deberías poner en el currículum?

Hay cosas que no deberías poner en tu curriculum. Contrario a lo que algunos piensan, el exceso de información puede ser negativo. Estas son las cosas que deberías dejar fuera de un curriculum:

  • Toda aquella información que no tenga que ver con tu actual profesión y mucho menos con el puesto al que aspiras.
  • Pequeños trabajos que realizaste en los años de estudio.
  • Empleos en los que hayas permanecido por un tiempo muy corto (a menos que guarden relación directa con el puesto al que aspiras).

Recuerda, el currículum debe ser simple y concreto.

¿Qué debes destacar en el currículum?

Evidentemente, logros académicos y experiencias laborales previas deben estar presentes. Sin embargo, estas por si solas no te garantizan el éxito en tus iniciativas de buscar nuevos empleos.

Más importantes que estos son los logros prácticos o ejemplos de éxitos que hayas tenido en tu carrera. Puede que no tengas demasiados, pero incluso en esa situación es bastante conveniente que trates de plasmarlos. En la mayoría de los casos será una gran inclusión dentro del documento.

Destaca las habilidades relacionadas con el empleo, estudia bien de qué se trata y qué vas a hacer, sabiendo esto escribe tus habilidades y cómo podrías ayudar en el trabajo.

En principio debes tener en claro que lo importante es el contenido escrito, por lo que si algún elemento gráfico distrae debe ser eliminado.

Manos a la obra, ¿cómo redactar el currículum?

Las fuentes a utilizar deben ser las más universales posibles, por ejemplo:

  • Arial
  • Helvética
  • Georgia
  • Calibri

También, asegúrate de que el estilo de redacción y ordenamiento de los datos sea cómodo de leer desde el papel o desde una pantalla de móvil u ordenador.

No utilices un lenguaje frío, sé natural. A la hora de expresarte, utilizar palabras muy técnicas pueden no llegar a gustar demasiado.

En la medida de las posibilidades, maneja solo verbos de acción. Aquellos que sean más pasivos deben utilizarse menos. Habla de una forma activa (Yo hice/lideré/construí/desarrollé) en lugar de formas más pasivas de hacerlo. Eso te garantizará llamar mucho más la atención de quien lea el documento.

¿Es necesario un currículum muy extenso?

Definitivamente NO. Los tiempos en los que los largos currículums tenían preeminencia en el mundo empresarial han terminado. En la actualidad, vivimos en un mundo muy rápido y un entrevistador o persona responsable de contratación no estará a dispuesta a leer 5 folios de currículum.

Recuerda, más vale poco y de calidad. Prima la experiencia sí, pero las ganas y habilidades que destaques y sean diferentes y únicas se evaluarán incluso mejor. En caso contrario, tu currículum ni siquiera será evaluado. Ten esto en cuenta a la hora de incluir toda la información.

¿Debería hacer varios currículums?

Aunque mucha gente no lo hace, nuestro consejo es que hagas un currículum para cada oferta de trabajo. Como dijimos anteriormente, hay que destacar todas tus habilidades para ese empleo o empresa, por ello no te servirá el mismo para otra oferta.

Evalúa las particularidades que busca cada empleador y adapta el documento a las mismas. Personaliza tanto como puedas para cada empresa, esto es un punto que tendrá en cuenta el encargado de contratarte, es un signo de que empleaste tiempo en buscar información sobre el puesto y de verdad lo quieres.

Deja un comentario