Los 5 pasos fundamentales para crear tu propia marca de ropa

¿Te encanta diseñar ropa y crees que es tu verdadera vocación? Pues has llegado al lugar adecuado, porque en este post te vamos a explicar cómo crear una marca de ropa paso a paso.

También vamos a ayudarte a elegir respecto a la eterna pregunta que surge en estos tiempos: ¿es mejor una tienda online, o una tienda física? Así que toma nota de toda la información que vas a encontrar a continuación.

Si ya has decidido que vas a dar el paso de crear tu propia marca de ropa, debes saber cuáles son los pasos que vas a tener que dar necesariamente. Se trata de los siguientes.

Paso 1. Busca la identidad de tu marca y desarróllala

Lo primero que debes hacer es plantearte cuál será la identidad tendrá tu marca. ¿Qué significa esto? Básicamente, que tendrás que pensar en aspectos como los siguientes:

  • ¿Para qué tipo de persona está pensada la ropa que voy a hacer?
  • ¿Qué quiero proyectar con mi marca?
  • ¿Cuál es el valor añadido que puedo aportar respecto a otras marcas?

Es decir, se trata de definir todos aquellos aspectos que van a determinar qué tiene tu marca de especial, y para quién está pensada.

Paso 2. Establécete un presupuesto

Lo cierto es que no es posible crear ningún tipo de negocio, y tampoco una marca de ropa, sin ponerse a hacer números previamente. Antes que nada debes saber cuánto te va a costar poner en pie tu marca.

Los principales gastos que debes tener en cuenta son los siguientes:

  • Registrar tu marca.
  • Comprar o alquilar las herramientas necesarias para tu trabajo.
  • Invertir en marketing para promocionar tu marca.

Y si además vas a tener un local abierto a pie de calle, tendrás que hacer frente a estos otros gastos:

  • Licencias.
  • Alquiler del establecimiento.

Después de saber cuáles serán los costes del negocio, debes plantearte si realmente puedes hacerles frente. Si no es así, pero crees firmemente en tu idea, es el momento de comenzar a buscar financiación.

Paso 3. Dale forma a tu negocio y trámites legales

Una vez que ya tengas la idea de fondo, que es lo principal, y que sepas cuánto te costará ponerla en funcionamiento, debes empezar a cumplir todos los trámites necesarios para sacar adelante un proyecto como este.

Es decir, tendrás que pensar si vas a trabajar como trabajador autónomo simplemente o si además quieres crear algún tipo de sociedad, si vas a llevar adelante tu idea solo o prefieres tener un socio, etc.

Es fundamental contar con: un plan de negocio, en el cual se describan los productos a vender, qué visión de negocio tienes tú, etc.; y un plan de marketing para darlo a conocer.

Paso 4. Piensa en tu estrategia de precios

Si ya tienes claro que vas a por todas con tu negocio, a continuación tendrás que pensar en la estrategia de precios que vas a seguir. Para ello antes tendrás que saber cuánto te costará producir la ropa que quieres vender.

Las empresas suelen basarse en el coste de producción para establecer los precios de sus productos. Así pues, es aconsejable añadir al precio de coste un 30% o 50% para que dicho producto resulte rentable.

No obstante, tampoco se pueden perder de vista los precios de la competencia. Si tu público encuentra el mismo tipo de ropa que tú creas a un precio menor en la competencia, no tendrás ventas.

Paso 5. Crea una primera colección de ropa

El último paso consiste en entrar en materia, creando una primera colección del tipo de ropa que piensas vender. Es importante que en esta primera colección quede muy clara la esencia de tu marca, y qué es lo que la distingue de las demás.

Piensa que aún tienes que ganarte a un público que tiene otras opciones, y que las maneja desde mucho antes de descubrir tu marca de ropa. Por ello debes esforzarte especialmente en demostrar qué es lo que hace que tu marca sea tan especial.

¿Es mejor vender ropa en una tienda física o en una tienda online?

Suponemos que tu idea en principio es crear tu propia marca de ropa para venderla por tu cuenta. En ese caso, y teniendo en cuenta que Internet se impone cada vez con más fuerza, probablemente te preguntes si es mejor vender online o en una tienda abierta en la calle.

Pues bien, ambas opciones tienen ventajas y desventajas, y lo que es una ventaja en la tienda online, es una desventaja en la tienda física, y viceversa.

Ventajas de vender ropa en una tienda online

Así por ejemplo, las ventajas de la tienda online son las siguientes:

  • Las ventas se pueden concretar en cualquier momento, ya que el horario es 24/7.
  • No tienen limitaciones geográficas más allá de las que el dueño del negocio quiera darles.
  • Es un tipo de negocio mucho más barato, al no ser necesario contar con un local comercial.
  • Cada vez más personas se están acostumbrando a la comodidad de comprar desde casa.

Ventajas de vender ropa en una tienda física

Por su parte, las ventajas de la tienda física son las siguientes:

  • Hay personas que no confían en pagar a través de Internet.
  • Algunos consumidores no quieren comprar sin ver el producto en persona.
  • Se puede vender sin tener los conocimientos que se requiere para vender en una tienda online, o sin pagar a alguien que los tenga.
  • Se pueden solucionar las dudas del comprador sobre la marcha, y además puedes utilizar tus habilidades personales para convencerlo para hacer su compra, según lo que esa persona te vaya planteando.

Como ves ambas opciones tienen sus pros y sus contras, por lo que debes pensar principalmente en qué tipo de trabajo te resultará más cómodo realizar.

Ahora que ya sabes todo lo que tienes que hacer para crear tu marca de ropa, solo te queda poner en marcha toda tu creatividad e ir a por tu gran sueño. ¡Esperamos que tu negocio vaya de maravilla!