Diferencias entre una página web y un blog

¿Es lo mismo una página web que un blog? Ya te adelantamos que no, que estos son dos términos que se utilizan para hablar de conceptos diferentes. Ambos son sitios web, pero cada uno de ellos tiene una serie de características que los diferencia. ¿Quieres saber de qué se trata? ¡Quédate y te lo contamos!

Relacionado: Mejores trabajos por Internet

¿Qué es una página web?

Una página web es un sitio web que se caracteriza sobre todo por ser un tanto serio y formal, y porque no existe demasiada comunicación entre el propietario de la misma y las personas que la visitan.

Puede publicar contenidos de forma regular o simplemente ser una web estática que dé una determinada información y nada más. Y también puede tener diferentes fines, como ofrecer noticias, dar información sobre una empresa, etc.

Los usuarios de una página web no suelen interactuar mucho con el sitio, ya que entran en él con un fin que resuelven rápidamente, como encontrar la respuesta a sus dudas sobre un tema determinado.

Cabe destacar que las páginas web suelen tener varias secciones con distintos tipos de contenidos. Y también que normalmente son de tipo profesional y están orientadas a un producto o una marca.

¿Qué es un blog?

En el caso del blog hablamos de una web no demasiado formal en la que se publican posts o entradas de forma habitual y constante. Suele estar especializado en un tema determinado que interesa a un cierto público, como pueden ser viajes, música, videojuegos, coches, etc.

Según cuál sea la temática de la que trate el blog, el propietario del sitio va ofreciendo una serie de contenidos relacionados con la misma.

A menudo los blogs ofrecen varios posts cada semana, ya que se trata de un tipo de sitio web bastante dinámico. También se caracteriza porque los usuarios interactúan frecuentemente con quien genera los contenidos, dejándole comentarios o haciéndole preguntas.

El tono en el que se escribe en un blog suele ser un tanto más relajado que en una página web, si bien esto dependerá en cierto modo del tema a tratar.

Y hay que tener en cuenta que en muchos casos un blog forma parte de una página web, funcionando como una sección de la misma en la que se ofrece información diversa a quienes visitan el sitio.

Principales diferencias entre blog y sitio web

Según lo que hemos visto antes, podemos extraer los aspectos más importantes que distinguen a una página web de un blog:

  • Una página web sigue un tono más serio, mientras que en un blog los contenidos se redactan en una clave más informal.
  • Mientras que las páginas web suelen tener un enfoque más profesional u orientada a una empresa o producto, los blogs pueden tratar sobre diferentes temas desde un punto de vista más distendido.
  • En el caso de las páginas web no es nada raro que el contenido ni siquiera se actualice nunca, porque esté orientada a ofrecer una determinada información (por ejemplo, los horarios de entrada de un negocio). Pero los blogs suelen ofrecer incluso varias entradas nuevas semanalmente.

¿Cuál deberías elegir?

Para decidir si lo que necesitas crear es una página web o un blog, piensa con qué fin vas a poner en marcha tu sitio. Si por ejemplo estás pensando en dar a conocer un proyecto profesional u ofrecer información sobre el mismo, indudablemente la opción pasa por hacer una página web.

Ahora bien, si por ejemplo tu idea es crear un sitio en el que hables de un tema que te interesa especialmente y del que tienes conocimientos, desde una óptica más informal y con la intención de interactuar con los usuarios, lo que necesitas es un blog.

Ojo, que un blog también puede tratar temas profesionales. Imagina un sitio en el que se publica todas las semanas una serie de entradas hablando de temas de bricolaje. Es perfectamente factible que la persona que cree los contenidos, y que por ejemplo aparezca en los vídeos que se cuelguen en los posts, sea alguien que se dedica a una profesión relacionada con estas tareas.

Lo que distinguiría que sea un blog y no una página web es la forma de tratar los temas, de manera más relajada y con un tono no tan serio que si la página estuviera dedicada mismamente a promocionar una empresa de bricolaje.

 

Entonces, ¿ya tienes claro qué es una página web y en qué consiste un blog? A partir de ahí ya estás en disposición de decidir qué necesitas si estás pensando en crear tu propio sitio web.