Las 18 aptitudes profesionales mejor valoradas del currículum

¿Estás buscando empleo? En ese caso, es importante que en tu currículum vitae reflejes cuáles son tus aptitudes profesionales. Te contamos cuáles son las más valoradas por las empresas, y en qué se diferencian de las actitudes.

Relacionado: Cómo redactar un email para enviar el currículum

1. Trabajo en equipo

En cualquier trabajo te mirarán mejor si eres una persona que sabe trabajar con los compañeros bien, ya que normalmente hay que colaborar más o menos con otras personas. A fin de cuentas, un trabajador que no encaja bien cuando tiene que estar en un grupo puede convertirse en un problema para la empresa.

2. Idiomas

Los idiomas siempre serán un punto a favor en un currículum. Puede que haya puestos en los que no te lo exijan entre los requisitos, pero saber idiomas nunca está de más. Ahora bien, lo importante es poder acreditar el nivel de ese idioma, a través de un título oficial. Aquello del “nivel intermedio de inglés” no está bien visto en un currículum.

3. Adaptación

La capacidad de adaptación es fundamental a la hora de llegar a un trabajo nuevo. Si por ejemplo has tenido alguna experiencia en otro trabajo que no tiene nada que ver con lo que vas a hacer ahora, en la nueva empresa se darán cuenta de que eres una persona que se adapta bien a los cambios.

4. Competencias digitales

En la época en la que estamos, llevarse bien con las nuevas tecnologías es imprescindible a la hora de encontrar un trabajo. No se trata de ser un experto, pero sí de saber manejarlas en el nivel que se requiere para el empleo al que te presentas. Si tienes cursos relacionados con las competencias digitales, no olvides incluirlos en tu currículum.

5. Esfuerzo

Si tienes algún tipo de logro que demuestre que eres una persona que sabe esforzarse, no dudes en acreditarlo. El reclutador pensará que si lo has hecho en el pasado, puedes repetirlo.

6. Creatividad

Una persona creativa es interesante siempre para una empresa, ya que son muchas las situaciones del día a día que requieren soluciones ingeniosas. Para demostrar que lo eres, puedes contar algo que te ha ocurrido en el pasado en otro trabajo, o mostrar algún proyecto especial, por ejemplo.

7. Comunicación

Tener habilidades comunicativas es necesario para que el trato con las personas de la propia empresa y de fuera de la misma sea lo más fluido posible.

8. Proactividad

La proactividad es la habilidad de anticiparse, de llevar la iniciativa y tomar las decisiones correctas antes de que surja un problema. Como puedes imaginar, una cualidad muy importante para cualquier empresa.

9. Ser multifacético

Es cierto que no se te puede dar bien todo, pero si tienes capacidad para participar en distintas áreas de trabajo, mucho mejor. Puedes demostrarlo acreditando aquellos conocimientos que poseas que puedan estar relacionados con distintos departamentos.

10. Organización

Todo trabajo requiere de organización. Por ello, si puedes demostrar que eres una persona organizada, sumarás un tanto. Comenta cualquier experiencia que hayas tenido en otro sitio que acredite que lo eres.

11. Don de gentes

Puede que pienses que si no vas a estar de cara al público, no te hace falta saber tratar con la gente. Pero nada de eso, ya que en realidad tener don de gentes es necesario para que sea fácil trabajar contigo. Por eso, si el reclutador ve que cuentas con esta aptitud, será algo que te favorezca.

12. Gestión del tiempo

Saber gestionar el tiempo es otra aptitud muy valorada en las empresas, sobre todo en aquellas en las que el ritmo de trabajo es muy alto. Consiste en organizarse de la mejor forma para sacar el máximo provecho posible al tiempo.

13. Liderazgo

Al igual que hay momentos en los que se requiere trabajar en equipo, en otros es necesario ponerse al frente de un grupo y coger las riendas del mismo. Por eso está muy bien visto en las empresas tener capacidad de liderazgo, lo que significa que te integras en un grupo de personas y sabes cómo guiarlo bien.

14. Resolución de problemas

Esto supone no quedarse bloqueado ante las situaciones de crisis, sino valorar las posibilidades para solucionarlas y tomar la mejor decisión posible.

15. Orientar a objetivos

En los trabajos comerciales es especialmente importante saber orientar a objetivos. Esto supone trabajar en base a los objetivos de la empresa, buscando la mayor efectividad en este sentido.

16. Capacidad analítica

La capacidad analítica significa ser capaz de gestionar los datos de la manera más rápida y efectiva. Como es lógico, esta es una aptitud que se tiene muy en cuenta en aquellos puestos en los que se maneja este tipo de información.

17. Motivación

Que un trabajador esté motivado es fundamental para que se desempeñe lo mejor posible en sus funciones. Por suerte esta es una aptitud que se puede trabajar, aunque es cierto que el clima laboral que haya en la empresa influye mucho en este aspecto.

18. Control del estrés

El estrés puede ser un hándicap en cualquier tipo de trabajo, pero hay algunos en los que es más fácil sufrirlo, como aquellos en los que se trabaja por objetivos. Por ello, en las empresas suelen buscar personas que tienen un buen control del estrés, lo que significa enfrentarte a esta sensación de la forma más efectiva, y sin que te afecte en el plano emocional.

Diferencia entre actitud y aptitud profesional

Es fácil confundir ambos términos, si bien se refieren a cosas distintas. Una aptitud es una característica propia de una persona, por lo que se tiene una cierta predisposición a desarrollarla, o se puede trabajar bien.

En cambio la actitud se refiere a cómo se hace frente al trabajo. También se puede tener una cierta tendencia a tener una u otra actitud según la forma de ser, pero al final, guarda más relación con cómo se decida afrontar una cierta situación.

Estas son las aptitudes profesionales más valoradas por las empresas, y su diferencia con las actitudes. Pero ante todo debes hacer un trabajo de honestidad, y no rellenar tu currículum con cualidades que no posees, ya que puedes dar una mala imagen que a resultas, será contraproducente para ti.