Montar un bar sin dinero: cuánto cuesta, ayudas y qué necesitas para ponerlo en marcha

Muchas de las personas que quieren abrir su propio negocio rentable piensan en el mismo proyecto: un bar. Probablemente porque cuando un bar funciona bien, puede convertirse en un medio de vida rentable y que ofrece bastante estabilidad.

Pero el problema es el mismo en muchos casos: esa primera inversión que hay que realizar. Por eso en este post vamos a hablarte acerca de si se puede montar un bar sin dinero. ¡Vamos allá!

Relacionado: mejores franquicias rentables de España

Cuánto cuesta poner en marcha un bar

Esto depende de muchos aspectos, por lo que no es posible hablar de los mismos costes para abrir un bar en todos los casos.

No obstante, algunos de los elementos que debes tener en cuenta a la hora de calcular cuánto te costará abrir un local son los siguientes:

  • Coste del local. Normalmente lo que se plantea es alquilar un establecimiento. Además debes añadir el precio de todo el mobiliario y la maquinaria que se necesita en un bar.
  • Sueldos y cotizaciones de los empleados. Quizás tengas que contratar a una o varias personas para que atiendan al público, por lo que tienes que tener en cuenta sus salarios y cuánto tendrás que pagar a la Seguridad Social por su trabajo
  • Productos que vas a ofrecer. Debes calcular cuánto te costará comprar toda la mercancía que necesitas para abrir tu negocio.
  • Licencias. Tienes que informarte sobre el precio de la autorización administrativa para que el bar pueda empezar a operar.
  • Alta en autónomos. Para empezar a llevar tu bar tienes que darte de alta en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos). Si en los dos años anteriores no has trabajado por cuenta propia, puedes disfrutar de la llamada tarifa plana de autónomos.
  • Seguro de Responsabilidad Civil. Debes tener un seguro que cubra los posibles daños que puedan sufrir las personas en tu negocio.

Aunque puede haber otros gastos a tener presentes a la hora de abrir un bar, estos son los principales que debes considerar.

Tipos de bar para montar

Antes de abrir tu bar debes pensar también en qué tipo de negocio quieres poner en funcionamiento. Algunas de las mejores opciones son las siguientes:

  • Bares de copas: pensados sobre todo para que las personas se reúnan para tomar algo y pasar un buen rato en compañía de sus amigos, pareja o familiares.
  • Bares en los que se ofrece un menú: en este caso parte importante del negocio se basa en la comida y la cena. Son bares ubicados normalmente en zonas donde existen muchos locales alrededor, por lo que entre tus clientes estarían muchos trabajadores que buscan un lugar donde se le ofrezca el menú del día.
  • Bares de desayunos: están especializados sobre todo en esta primera comida del día, y ofrecen una amplia carta de desayunos.
  • Bares restaurantes: combinan los productos propios de los bares y algunas comidas algo más elaboradas, típicas de los restaurantes.
  • Bares de tapas: estos negocios tienen mucho éxito en España, donde por nuestra cultura nos gusta especialmente tomar una tapa acompañada de un refresco, una cerveza o un vino. Son bares bastante rentables.

¿Qué ayudas puedes usar para no gastar dinero?

Existen algunas ayudas a las que puedes recurrir para no tener que desembolsar una gran cantidad inicial para abrir tu bar:

  • Capitalización del paro o pago único por desempleo: consiste en que te paguen la cantidad que te resta por cobrar de la prestación por desempleo. Esta opción se permite precisamente en estos casos, es decir, para poner un negocio en marcha.
  • Ayudas para emprendedores jóvenes: suelen estar orientadas a menores de 35 o 30 años, y son gestionadas por las Comunidades Autónomas.
  • Préstamos: si en tu caso no dispones de ninguna de las opciones anteriores, puedes intentar pedir un crédito. Pero presta especial atención a las condiciones, para no endeudarte por encima de tus posibilidades.
  • Inversores: puedes buscar inversores dispuestos a invertir en tu bar para obtener rentabilidad de él también. Si optas por esta vía, es importante que cuentes con la ayuda de un experto para llegar a unas condiciones ventajosas tanto para tu inversor como para ti.

Plan de negocio: ¿por qué lo necesitas al abrir un bar?

Porque un plan de negocio es una especie de «hoja de ruta» para tener claros algunos de los principales aspectos del proyecto:

  • Cuál es su propuesta de valor, es decir, lo que lo diferenciará de otros negocios del mismo sector.
  • Gastos: costes que habrá que afrontar.
  • Ingresos: estimación de los posibles ingresos que se puedan generar, para saber si se trata de un negocio rentable a largo plazo.
  • Quiénes serán los distribuidores de los productos que se ofrecerán en el bar.

Facturación de un bar: ¿cómo funciona?

La facturación de estos negocios funciona más o menos de la siguiente manera:

  • El pago a proveedores estará entre el 30% y el 40% de la facturación total.
  • Alquiler: aproximadamente el 10% de la facturación.
  • Suministros (agua, electricidad, etc.): entre el 10% y el 15%.
  • Empleados: entre el 25% y el 30%.

Finalmente el beneficio neto del negocio estará entre el 10% y el 15% de su facturación total.

¿En cuánto se amortiza la inversión al montar un bar de esta forma?

La amortización se refiere al tiempo que debe transcurrir para que con los ingresos del negocio queden ya cubiertos todos los negocios iniciales, y este empiece a dejar ganancias.

En el caso de un bar ese momento podría llegar a partir de los 3 años, si bien esto es muy relativo como resulta obvio.

Marketing para que funcione el bar

Como todos los negocios, también los bares necesitan una buena estrategia de marketing que les servirá en sus principios para darse a conocer, y después para que sigan siendo una buena opción para los consumidores.

Antes de abrir debes centrarte en una campaña de marketing enfocada al lanzamiento del negocio, creando una cierta expectación y poniendo el foco en la inauguración del bar.

Por otro lado, tanto antes de abrir el local como después, debes prestar especial atención al marketing online.

Hoy en día los negocios que no tienen una presencia en Internet lo tienen bastante complicado, ya que en la red están algunas de las mejores opciones para promocionarse en estos momentos, como las redes sociales.

Otras opciones a las que puedes recurrir para promocionar tu bar son invitar a artistas para que toquen o actúen en tu local, y realizar eventos promocionados, como por ejemplo cócteles.

Factores a tener en cuenta si quieres montar un bar de éxito

Ya hemos visto que abrir un bar es un proyecto que requiere inversión, por lo que hacerlo sin dinero no es precisamente fácil, pero sí posible. Contar con un socio inversor puede ser una de las mejores formas de conseguirlo.

Ahora bien, a la hora de montar un bar, con dinero o sin él, si quieres que marche como te gustaría debes tener en cuenta algunos aspectos.

Sobre todo tienes que «mimar» a tus clientes, ya que nadie querrá estar en un negocio en el que se le trate mal.

Pero querrán estar en él especialmente si encuentran una propuesta de valor, por sencilla que sea (una tapa gratis con la bebida, por ejemplo). Al principio puede ser un coste, pero a la larga es una inversión, ya que sirve para afianzar a clientes.

Presta especial atención también a lo que hemos comentado en este post acerca del marketing para tu negocio, ya que aunque tengas un bar extraordinario, de nada te servirá si no tienes clientes que lo conozcan.

¿Te gustaría abrir un bar? En ese caso tan solo nos queda animarte para que luches por tu sueño y desearte que todo salga tal como esperas, ¡e incluso mejor!

Autor: María Gil

Soy copywriter y redactora de contenidos digitales desde 2015, especializada en temas como el teletrabajo y el marketing digital. Me encanta perderme por este océano de datos que es Internet. Pero por supuesto, trabajando desde casa. Redes sociales: Twitter y Linkedin.