Los 10 motivos de por qué suben y bajan las acciones en bolsa

La bolsa de valores es uno de los mercados más volátiles del mercado; después del de las criptomonedas. Esto se debe, a que existen más de 10 motivos diferentes por el cual el precio de las acciones en bolsa pueden fluctuar al alza o la baja.

Cabe resaltar, que conocer estos motivos puede ser bastante útil si deseas invertir en bolsa. Ya que, te permitirá identificar con facilidad si una acción barata que se encuentre en stock puede subir y registrar ganancias; lo que ciertamente, es lo que todos buscamos al invertir.

Relacionado: Mejores libros para aprender a invertir

1. Noticias relacionadas con la acción

Las noticias desde siempre han sido uno de los principales motivos por el cual una acción puede cambiar su cotización en el mercado bursátil. Ya que, estas destacan información importante acerca de novedades relacionadas con las mismas o sus principales responsables.

Estas noticias pueden afectar tanto positiva, como negativamente a una determinada acción; esto dependerá de la novedad que se haya presentado. Claramente, un suceso negativo hará que disminuya el precio de las acciones de una empresa, sin embargo, no siempre vale fiarse solo de estos informes.

2. Buy and Sell en fondos de inversión

Los fondos de inversión son entidades donde los inversores que desean evitar contacto directo con el mercado depositan su dinero y confianza. Estas instituciones suelen operar con grandes cantidades de dinero, por lo que, sus acciones en el mercado suelen marcar cambios en el precio de una acción.

Cuando un fondo de inversión toma la decisión de comprar una determinada acción, esto ocasiona un impacto en el mercado. Ya que, la cantidad de dinero que invierte es abismal. Lo que se traduce, como una acción probablemente rentable. Se resume así, dado que estos fondos de inversión deben asegurar ganancias a sus inversores; por lo que buscarán rentabilidad en el mercado.

Por otra parte, al anunciarse la integración de una acción en un fondo de inversión, los individualistas o inversores minoristas querrán tener esta misma acción. Por ende, considerando la ley de oferta y demanda, esto eleva los precios de la misma.

Esta misma eventualidad ocurre también cuando un fondo de inversión decide vender una acción; la misma cae y una gran parte de los inversores minoristas externos al fondo decide vender. Ya que, dejan de considerar la acción como “rentable”.

3. Sentimientos del inversor

Los sentimientos de los inversores son parte de los motivos que pueden cambiar el precio de una acción en el mercado. Ya que, cuando los inversores sienten FOMO o HYPE actúan sin razonamiento lógico. Esto significa, que compran o venden sin considerar los factores realmente importantes; esta eventualidad se puede apreciar con frecuencia en las redes sociales como Twitter, Reddit o Facebook.

El FOMO, es una abreviación de: Fear of missing out. Esto representa el miedo de los inversores de perderse una oportunidad “única” para ganar algo de dinero; suelen actuar por FOMO cuando compran acciones no tan rentables como parecen.

Además, esto también se junta con el HYPE, que es cuando sienten una gran euforia por un determinado activo; como la fiebre de invertir en empresas tecnológicas ocurrida en la década de los años 90 o las inversiones en Bitcoin durante el 2017.

Estos dos factores suelen ser los principales motores que mueven los precios en la bolsa de valores y los demás mercados del mundo. Por este motivo, los analistas que evalúan la acción del precio suelen regirse por indicadores de sentimiento; como lo es el RSI.

4. Órdenes automatizadas

Una de las herramientas más utilizadas por los inversores y traders es el automatizado de compra y venta de acciones o tokens. Esto sirve, para mitigar lo máximo posible las posibles pérdidas utilizando el stop loss en soportes clave; así como también para asegurar ganancias con el take profit en resistencias.

Los traders configurarán en el bróker una orden de compra y venta. Con el objetivo, de que si el precio alcanza dicho margen se ejecute la operación inmediatamente; ya sea para tomar ganancias o controlar las pérdidas.

Esto puede tener un gran efecto en la bolsa de valores y en las acciones de una empresa o compañía. Ya que, si una gran cantidad de inversores toma posiciones de compra en el mercado a un precio de 90 dólares por acción, es probable que esta se vaya al alza; sobre todo, si el stock que tiene la acción es bajo.

Aquí también se aplica la ley de oferta y demanda y la batalla entre toros y osos. Debido a que, así como algunos querrán comprar, otro grupo de inversores venderá para tomar ganancias e impulsar el precio a la baja.

5. Estrategias por parte de la empresa

Las empresas pueden tener múltiples estrategias para incrementar o disminuir los precios de sus acciones en la bolsa de valores. Una de ellas es la popular “Stock Split”.

Esto consiste en realizar ajustes en los precios de la acción; exactamente, es una división en el valor de la misma. Es decir, si la acción inicialmente tenía un valor de 100 dólares, ahora costará 50. De esta forma, un grupo de inversores podrá tener acceso al stock de la empresa y así adquirir participación en el mercado; lo que claramente incrementará su precio a largo plazo.

Dicha estrategia no reduce la capitalización de la empresa. Ya que, si antes una acción tenía un precio de 100 dólares y han realizado un Stock Split a la mitad, significa que ahora tendrás 2 acciones de 50$.

6. Compras propias o institucionales

Las compras institucionales se pueden visualizar como algo positivo en el mercado; ya que estas inversiones son de elevadas cantidades de dinero, por lo que generan movimientos en una determinada acción de la bolsa de valores.

Además, también hay empresas que realizan compras propias o company buybacks. Esto significa, que toman oportunidades cuando los precios de sus acciones son bajos, para así adquirir más dominancia sobre las mismas.

Al realizarse dicha estrategia la acción comienza a subir de forma casi inmediata. Ya que, no solo demuestra la confianza de la empresa sobre su futuro, sino que el evento atrae a una gran cantidad de inversores.

7. Redes sociales

Hoy en día las redes sociales pueden mover un mercado por completo, sobre todo, cuando hay personas influentes o reconocidas mundialmente de por medio; como presidentes, CEOs importantes, entre otros.

Una muestra de ello, ha sido el suceso más reciente que se encuentra ligado a Elon Musk, CEO de Tesla, SpaceX y Neuralink. Este influencer y multimillonario estuvo manipulando los precios de algunas criptomonedas con simples tuits durante el 2021, lo mismo se puede aplicar para acciones, forex u otros mercados.

Por ende, resulta importante que una empresa cuente con buena salud pública para que no se vea involucrada en polémicas que puedan afectar negativamente el precio de sus acciones.

8. Catástrofes ambientales y desastres mundiales

Las catástrofes ambientales pueden afectar los precios en las acciones que cotizan en bolsa; tanto negativa, como positivamente. Sin embargo, cuando se trata de causar afecciones naturalmente se pueden englobar los siguientes eventos: pestes, huracanes, maremotos, terremotos, enfermedades mundiales, pandemias, entre otros.

Para tener un ejemplo claro, utilicemos el caso del COVID-19. Este virus ocasionó una de las mayores pérdidas financieras registradas en el 2020. No obstante, también algunas empresas se vieron beneficiadas de ello; como laboratorios reconocidos, farmacéuticas, entre otros similares. Sobre todo, después de que empezaran a desarrollar y vender vacunas.

9. Política, regulaciones y conflictos globales

A nivel mundial ocurren sucesos que afectan a múltiples acciones de la bolsa de valores. Entre estas eventualidades se encuentran los cambios en la política, guerras, polémicas, cambios internos en la economía de un país, entre otros.

Cada uno de estos eventos puede afectar el rendimiento de una acción en el mercado bursátil, especialmente si la empresa se encuentra dentro del país en conflicto. Por este motivo, las grandes compañías buscan tener presencia en múltiples naciones; de esta forma se reducen las posibilidades de ser afectadas en la bolsa de valores por las decisiones políticas o monetarias de un país.

Sin embargo, también existen aspectos políticos, monetarios o sociales que pueden beneficiar a una empresa, como descuentos a empresas de coches eléctricos, beneficios a empresas del sector de la salud o empresas que utilicen energía limpia y libre de CO₂, entre otros.

10. Reportes de rendimiento de las empresas

Además de todos los puntos mencionados, también cale señalar que un aspecto realmente útil que utilizan expertos para evaluar una empresa, son los reportes de rendimiento. Estos, por lo general se entregan durante cada trimestre y de forma anual; en ellos se expresan las cifras de ventas, logros, gastos, entre otros.

El analista o experto puede hacer una proyección a futuro con estos datos. Ya que, si las cifras son mejores que las del anterior trimestre, se traducirá como un crecimiento en la empresa. Por lo que, es posible que esto conlleve a un incremento en el precio de las acciones.

Del mismo modo se aplica si los rendimientos son negativos; de ocurrir esto el precio de las acciones bajará.

Motivos extras

Un aspecto que no puede faltar por mencionar, es la inclusión de una empresa en un índice. El concepto para explicarlo es bastante similar al antes mencionado de los fondos de inversión, con la diferencia, de que si una empresa cotiza en un índice bursátil reconocido, es casi 100% probable que sus acciones se irán al alza.

También pasa si una empresa o compañía deja de cotiza en el índice; si esto ocurre sus precios bajarán. Una muestra del poder de influencia que tienen los índices, fue lo ocurrido con Tesla durante diciembre del 2020; cuando comenzó a cotizar en el S&P 500. Allí la empresa marcó un nuevo ATH y generó grandes ganancias en cuestión de días.

Autor: Julio Molina

Amante del mundo financiero, desde las criptomonedas, hasta las clásicas inversiones en bolsa, las diferentes formas de ganar dinero y los negocios por Internet. Inversor y experto en las ciencias económicas. Redes sociales: Twitter y Linkedin.