Negocios rentables con poca inversión para empezar

El mercado laboral actual no es nada prometedor. Si a la falta de oportunidades laborales le añadimos que son demasiados los empleos que no tienen las condiciones deseables, nos encontramos con que emprender puede ser una mejor opción.

Pero el problema surge porque hay muchos negocios parecidos, y además poner en marcha un proyecto empresarial a veces es muy costoso. Por eso en este artículo vamos a hablarte de una serie de negocios rentables y originales que puedes plantearte iniciar.

¡Apunta, que empezamos!

Relacionado: 100 mejores empresas para trabajar desde casa

1. Servir comida tradicional a domicilio

Piénsalo: no todo el mundo quiere McDonalds en su día a día, pero a veces la falta de tiempo hace que se caiga en rutinas de salud que no son las más saludables.

Así que si se te da bien la cocina, pero la de toda la vida, plantéate crear tu propio negocio de comida sana a domicilio. Al no necesitar alquilar un local ni unos instrumentos especiales, este es un negocio especialmente barato.

2. Crear un blog y posicionarlo

No nos llevemos a engaño: el simple hecho de poner en marcha un blog no significa ganar dinero.

Lo que ocurre es que si se aplican las técnicas necesarias para que las páginas que lo forman consigan buenas posiciones en Google, no solo se puede ganar dinero, sino que se puede obtener una buena rentabilidad con un negocio muy cómodo.

Esas técnicas son conocidas como SEO, que son las siglas de Search Engine Optimization (Optimización en Motores de Búsqueda), y es una disciplina en la que con constancia e interés es muy factible formarse.

3. Organizar eventos

Una de las ventajas de ser organizador de eventos es que no se requiere una formación determinada para ejercer este trabajo.

Se trata de un tipo de actividad en la que prima más bien la capacidad de gestión, organización y las habilidades comerciales que tenga la persona. La idea es tener una agenda de contactos interesante, y relacionarse con los proveedores con los que se trabajará para preparar los eventos.

4. Dar clases de yoga

El estrés es un mal común en nuestros tiempos, ya que el ritmo de vida es frenético para muchísimas personas.

De ahí que sean muchas las que buscan algún tipo de actividad que les ayude a relajarse y aumentar su bienestar. Y precisamente una de las formas de conseguirlo es hacer yoga. Por eso impartir clases de yoga puede ser una buena forma de poner en marcha un negocio rentable y con posibilidades.

Para ello es necesario formarse, pero tiene la ventaja de que si tienes por ejemplo un garaje amplio en casa, ni siquiera tienes que arrendar un local, ya que puedes dar clases a grupos no muy grandes por turnos. Y como alternativa, puedes dar las clases de yoga online.

5. Crear tu propia marca de ropa

Igual que no todo el mundo toma comida basura por gusto precisamente, son muchas las personas que se visten de tiendas como las de Inditex por pura inercia.

Por eso puede ser muy interesante crear una marca de ropa y diseñar prendas diferentes, que logren conquistar a esas personas que se visten con las ropas de las grandes tiendas por diferentes razones, por ejemplo por falta de opciones que las convenzan en la zona en la que viven.

6. Coaching

Si eres la típica persona a la que todo el mundo le cuenta sus cosas y le pide consejo, sin duda es porque ven un coach en potencia en ti. Así que, ¿qué te parece la idea de convertirlo en un proyecto de negocio?

A día de hoy hay muchos cursos para convertirse en un buen coach, y si tienes las habilidades necesarias para desempeñar esta profesión, puedes conseguir el éxito.

Personas con dificultades que superar en su día a día hay demasiadas por desgracia, por lo que la motivación es un sector en auge.

7. Crear cursos online

En caso de que tengas conocimientos en algún tema que puede interesar a mucha gente, como por ejemplo algún idioma, finanzas, matemáticas, informática, etc., tienes la opción de crear un curso en línea y venderlo a través de las plataformas que se dedican a ello.

A día de hoy son muchas las personas que por falta de tiempo no pueden apuntarse a un curso presencial, y que por ello prefieren formarse a través de Internet.

Esta es además una forma de obtener ingresos pasivos: es decir, tú realizas tu trabajo una sola vez, cuando creas el curso, pero consigues ganancias cada vez que alguien lo compra.

8. Vender productos y servicios para mascotas

Gran cantidad de personas quieren tener a sus mascotas lo más mimadas posibles, razón por la cual la venta tanto de productos originales como de servicios para estos animales es un negocio en auge.

Camas, collares divertidos, juguetes, localizadores electrónicos y casetas son algunos de los artículos para mascotas que se pueden comercializar. Entre los servicios más populares se encuentran los relacionados con la peluquería para perros y el adiestramiento.

9. Asistente virtual

Hace poco hablamos en profundidad de cómo es trabajar de asistente virtual, básicamente consiste en organizar la agenda de un negocio, atender sus llamadas, gestionar el correo electrónico, etc.

Este es un perfil profesional especialmente demandado en empresas que van muy bien pero están dirigidas por personas que cuentan con poco tiempo para realizar este tipo de tareas.

10. Personal shopper

¿Te encanta el mundo de la moda y no te disgustaría dedicarte a ella? Pues una de las formas más originales y divertidas de hacerlo es convirtiéndote en personal shopper. Es decir, serías la persona encargada de comprar sus cosas a otras.

Evidentemente para poder vivir de esta profesión es necesario tener una cartera de clientes con muy buen nivel económico, ya que estas personas son las que requieren el servicio de un personal shopper de forma habitual.

11. Compraventa de productos de segunda mano

Mucha gente no está dispuesta a pagar lo que valen algunos artículos de primera mano, por lo que comprar para vender luego productos usados es otro negocio rentable que puedes poner en marcha.

Este es un proyecto que se puede emprender sin hacer una gran inversión, y además es una forma de practicar y promover la cultura del consumo sostenible.

El truco está en comprar esos productos de segunda mano a buen precio, y venderlos después a un precio un poco superior para conseguir beneficios, pero que no sea tan alto como para que al comprador no le merezca la pena adquirirlo.

Entre los artículos que se pueden comprar se encuentran prendas de ropa, electrodomésticos, adornos para el hogar, etc.

12. Consultor de redes sociales

Cada vez son más los empresarios conscientes de que los contactos de las redes sociales llevan tráfico hasta aquello que venden.

Sin embargo, no tienen conocimientos para conseguir esto por sí mismos. Por eso, si sabes cómo puedes atraer a muchos usuarios de redes sociales, habrá personas dispuestas a contratarte con este fin.

13. Pasear a perros

Hay mucha gente que por no disponer de tiempo para ello, está dispuesta a pagar a otra persona por pasear a su mascota. Este negocio también viene especialmente bien a personas muy mayores, o que han caído enfermas, entre otras.

Al principio, cuando tengas pocos perros que pasear, lo harás solo. Pero con el tiempo puedes terminar contratando a otra persona que te acompañe en esta labor.

14. Diseño gráfico

Si tienes un artista gráfico dentro de ti, este puede ser un buen negocio con el que ganarte la vida, ya que Internet tiene un papel cada vez mayor en la vida de las personas y por ello cada vez hay más páginas web que requieren de los servicios de un diseñador gráfico.

Además para empezar a trabajar como diseñador gráfico no hace falta una gran inversión, ya que puedes comenzar a hacerlo desde casa aprendiendo mediante cursos y vídeos de YouTube.

Básicamente vas a necesitar un ordenador y algunos programas, concretamente Photoshop, Illustratos e InDesign.

15. Entrenamiento personal

En caso de que te apasione el ejercicio físico puedes pensar formarte para ser entrenador personal.

Tiempo atrás sonaba como un servicio muy exclusivo, propio de personas que tenían un alto nivel adquisitivo, pero hoy en día hay mucha más gente dispuesta a pagar los servicios de alguien que les guíe de forma individual a la hora de ejercitarse físicamente.

16. Lavado de coches

Piensa en cuánta gente conoces que siente verdadera adoración por su coche. Seguro que se te ocurren varios nombres. Y es que los automóviles tienen algo especial, ya que hay mucha gente a las que realmente les apasionan.

Por eso lavar coches puede ser otra gran idea de negocios. No hablamos por supuesto del típico lavado que se puede hacer en cualquier gasolinera, sino de devolver el coche al cliente como los chorros del oro, tanto por dentro como por fuera si así lo desea.

Con el tiempo puedes crecer empresarialmente, incluyendo en el negocio otros servicios para coches que estén relacionados con el lavado.

Además, si ofreces servicios sostenibles como el lavado seco, o utilizas productos no contaminantes, te ganarás a las personas que alternen su pasión por los coches con un espíritu ecologista.

17. Ser fotógrafo de eventos

Para fotografiar eventos como por ejemplo bodas y otras celebraciones no es necesario empezar el negocio con una gran inversión, ya que puedes desarrollarlo desde tu hogar y luego simplemente trasladarte a los lugares donde se realizarán las fotos.

Lo que sí vas a necesitar es una cámara de fotos profesional. Pero si tienes buenas dotes a la hora de fotografiar y además eres capaz de venderte bien, puedes amortizarla pronto y empezar a obtener ganancias rápido.

Lo que sí te recomendamos es que te muevas bien por Internet para promocionarte, especialmente en las redes sociales.

18. Crear un negocio de dropshipping

La idea del dropshipping es bastante sencilla. Se trata de poner una tienda online en la que se venden productos sin comprarlos previamente. Es decir, no es necesario contar con un stock físico de productos para ponerlos a la venta.

Lo que se hace en este tipo de ecommerce es llegar a un acuerdo con una serie de intermediarios para vender determinados artículos.

Cada vez que te llegue un pedido, se lo pasas al mayorista y este lo prepara y se lo envía al cliente final, en nombre de tu tienda. Por lo que tu trabajo como empresario es básicamente buscar proveedores y promocionar tu negocio.

Leer más: Mejores proveedores de dropshipping

19. Marketing de afiliados

El marketing de afiliados es una muy buena opción para personas que ya saben cómo moverse por el mundo online, sobre todo si han experimentado ya con otras formas de ganar dinero a través de la red.

Se trata de llevar tráfico hasta páginas que venden productos y servicios, para obtener ganancias a través de las comisiones.

Es decir, en este caso se vive de la publicidad. Te recomendamos eso sí que elijas productos o servicios que ya hayas probado, ya que en este negocio tu reputación tiene un papel fundamental.

20. Reparar equipos electrónicos

Aunque para reparar dispositivos como móviles, ordenadores o tablets es necesario tener una formación, merece la pena adquirirla, porque puede ser un negocio especialmente provechoso.

Ten en cuenta que estos aparatos tecnológicos no solo tienen una vital importancia en la vida personal de las personas, sino que para muchas de ellas se convierten en sus instrumentos de trabajo.

Te preguntarás, ¿y hay mucha gente dispuesta a pagar una reparación? Piensa en esos casos en los que se avería un equipo al que ya le ha pasado la garantía, pero que aún no tiene suficiente tiempo como para ser sustituido por otro.

Si el precio de la reparación merece la pena porque dista mucho del que supone comprar un aparato nuevo, no dudes que habrá muchas personas y empresas dispuestas a pagarlo.