Trabajar como Transcriptor desde casa: consejos, salario y cómo empezar

Transcribir es una de las grandes maneras de ganar dinero desde casa, especialmente por el salario y la flexibilidad. Entonces, ¿qué es la transcripción? ¿Y cómo convertirse en un transcriptor en Internet?

Empezar como transcriptor puede ser difícil. El desafío se debe al hecho de que hay una gran competencia y también a la creciente demanda de transcriptores generales que cada día aparecen. Pero tranquilo/a, si acabas de empezar en la transcripción, ¡estás en el lugar correcto!

¿Qué es la transcripción y cómo es trabajar de transcriptor?

La transcripción es el proceso por el cual una persona convierte un audio a texto. Un transcriptor, por otro lado, es la persona que se encarga de hacer este trabajo. Para empezar como transcriptor, tienes que ver si el trabajo te va a gustar y si sirves para ello (o puedes conseguirlo).

Dicho esto, te planteamos algunas preguntas, si la respuesta es sí para la gran mayoría de ellas, eres un buen candidato para ser transcriptor:

  • ¿Escribes con precisión a 45 palabras por minuto (WPM) o más?
  • ¿Dispones de un lugar tranquilo  para trabajar sin distracciones?
  • ¿Es 12€/$ a 35€/$ por hora un rango de ingresos aceptable para ti?
  • ¿Tienes experiencia en el uso de ordenadores e Internet?
  • ¿Dirías que tienes un alto nivel de autodisciplina para el teletrabajo?
  • ¿Tienes buenas habilidades de gramática, puntuación y acentuación?
  • ¿Disfrutas haciendo tu propio horario de trabajo?
  • ¿Tienes experiencia en el uso de Microsoft Word (o cualquier otro programa)?
  • ¿Tienes un ordenador con acceso a Internet?
  • ¿Puedes cumplir con plazos estrictos de entregas?
  • ¿Tienes buen oído para escuchar audios?

Si su respuesta fue SÍ para casi todas las preguntas anteriores, puedes sin duda hacer buena carrera en la transcripción.

¿Por qué hay tanta demanda de transcriptores?

El trabajo de transcripción es muy solicitado por las organizaciones y empresas que necesitan que sus grupos de discusión, entrevistas, y podcasts, etc, sean transcritos. Hay muchas maneras de convertirse en transcriptor. Sin embargo, se recomienda enormemente que empieces tu carrera trabajando en empresas de transcripción. Por ejemplo, aquí te contamos si Atexto es fiable y paga.

¿Es fácil ser transcriptor?

El trabajo parece muy fácil. Sin embargo, al igual que otros trabajos, lo que es fácil para una persona no será tan fácil para otra.

Por ejemplo, a veces, los archivos que se escuchan pueden ser de mala calidad, y será difícil entender lo que se dice. En otras ocasiones, podrías encontrarte tratando de interpretar un diálogo que no es claro, hablar con un acento cerrado o un idioma pobre.

El trabajo es también muy repetitivo. Escucharás el mismo audio varias veces para asegurarse de que todo ha sido transcrito perfectamente. Si odias la repetición, entonces transcribir podría no ser tu trabajo ideal.

Sin embargo, la flexibilidad del trabajo puede compensar el hecho de que puede ser repetitivo y complicado en algunos momentos. Además, la gestión de tu horario se traduce en la planificación de tiempo libre cuando sea necesario.

Consejos para convertirse en transcriptor

Algunos consejos que te harán convertirte en el mejor transcriptor o mejorar si ya lo eres.

1. Invertir en el aprendizaje

Si te unes como principiante, es importante empezar aprendiendo todo lo que puedas sobre el trabajo de transcripción independiente. Considera la posibilidad de unirte a un foro de transcriptores profesionales. Esto te ayudará a descubrir una gran cantidad de información útil y de transcripciones de profesionales que ganan dinero con la transcripción, y esto, a su vez, te ayudará a desarrollar tus habilidades.

Estos mentores y foros te proporcionarán una comunidad online en la que podrás desahogar las frustraciones del trabajo y celebrar juntos los logros. Una comunidad de personas reales que entienden perfectamente tus problemas.

Como novato en el campo de la transcripción, también sería muy útil hacer cursos online. Hay cientos de cursos en línea haciendo unas cuantas búsquedas por Internet que serán útiles para entender más sobre la transcripción.

2. Aumenta la velocidad de escritura

Si puedes escribir unas 40 WPM (palabras por minuto) en el teclado, es un buen comienzo. Lo ideal sería alrededor de 60 WPM para entregar las transcripciones rápidamente y así hacer felices a tus clientes. Está claro que los clientes satisfechos te darán excelentes críticas y recomendaciones, y por lo tanto conseguirás más trabajo que te ayudará a catapultar tu carrera como transcriptor.

Si tu velocidad de mecanografía es inferior a 40 WPM, tendrás que practicar y aumentar la velocidad. Muchos archivos de audio y vídeo tardan entre tres y cinco horas en transcribirse, cuanto más acortes el tiempo más trabajos podrás hacer o más tiempo libres tendrás, y por ende, mayores ingresos.

3. Controlar la gramática es muy importante

Si quieres ganar dinero a través de la transcripción, necesitas revisar tu gramática. Será útil cuando quieras distinguir expresiones y palabras de sonido similar (homófonos) pero con significados diferentes. Este es uno de los consejos más valiosos que un novato puede recibir, esfuérzate por pulir tu gramática y las habilidades de comunicación escrita.

Por otra parte, están las habilidades de corrección que se utilizan una vez que hayas terminado con tus maratones de mecanografía. Puedes utilizar herramientas gratuitas que te solucionen este problema.

4. Las habilidades de escucha son vitales para el trabajo de transcripción

Tu intención de escribir a máquina se alimenta de escuchar con devoción. Necesitarás practicar la escucha de audios para oír y entender lo que se requiere para transcribir.

Transcribirás diferentes audios en tu carrera de transcriptor, y estos irán desde sermones de un solo orador, hasta entrevistas de grupos en las que se te pedirá que diferencies quién es quién. También podrías recibir audios con un poco de ruido de fondo.

5. Podrías necesitar la ayuda de un software de transcripción

Cuando empieces, seguramente estés interesado en usar un software de transcripción gratuito. Puedes elegir si inviertes en herramientas de software de pago después de estar seguro de que la carrera de transcripción por tu cuenta es un trabajo que te gustaría seguir a largo plazo.

Estos programas pueden ayudarte a configurar las teclas de acceso directo del teclado, a disminuir la velocidad, a detenerse, a hacer una pausa, a retroceder o a adelantar el audio de forma rápida y sencilla.

6. Prepárate para una aventura sana

Ser transcriptor te ayudará a conseguir numerosos proyectos emocionantes en los que colaborar. Conseguirás formar equipo con numerosos y grandes clientes en diferentes campos. Desde sermones religiosos, filosóficos y vendedores por Internet hasta entrevistas grabadas por grandes personas, te recomendamos tener una mente abierta respecto a todo lo que escuches.

Trabajar como transcriptor implica aprender sobre varios temas y perspectivas de pensamientos cada día. Si esto último te gusta, encontrarás la transcripción satisfactoria, por lo tanto, ten la mente abierta.

7. Busque el tipo de transcripción que necesita el cliente

Hay varios clientes que te pedirán incluir palabras de rellenos, conectores o iniciadores en los textos a esto se llama transcripción literal simple. Otros te exigirán que el audio sea transcrito palabra por palabra (por ejemplo en entrevistas de trabajo donde cada palabra cuenta para el entrevistador), se conoce como transcripción literal completa.

Por lo tanto, asegúrate de preguntar al cliente qué tipo de transcripción requiere antes de empezar a trabajar en ella.

¿Cuánto se cobra de transcriptor?

El pago de la transcripción varía, la transcripción general se paga mejor que la mayoría de los trabajos en casa. Puedes ganar hasta 20 euros/dólares por hora o más, y los que se especializan en alguna temática más compleja (legal, médico, etc) pueden ganar incluso más por hora. Lo normal se encuentra entre los 10 y 15 €/$ la hora.

Generalmente, la cantidad de dinero que ganes como transcriptor dependerá de la compañía para la que trabajes, el trabajo disponible, y tu nivel de habilidad y velocidad.